Saltar enlaces

Guía para viajar a Palestina: en el corazón del conflicto

isologo transparente 512
Diseño sin título

“A menudo en los cielos más oscuros es donde encontramos las estrellas más brillantes. Eso es lo que pensé cuando me decidí por fin a viajar a Palestina”

Esta guía no es una guía de viajes convencional. Lo que vas a encontrar aquí no son sólo consejos prácticos que te ayuden a planificar la ruta. Sino que también vas a conocer las historias de la gente que me crucé en el camino.  Historias similares a las que yo escuché en su día. Y que fueron las que me empujaron a elegir este destino. Al final del post encontrarás además en formato audio la experiencia que más me marcó en mi visita a Palestina.

Bienvenido/a a Cisjordania


RAZONES POR LAS QUE DEBERÍAS VIAJAR A PALESTINA

 

 Podría enumerar un sinfín de razones. Pero creo que al menos con estas 10 conseguiré que te entre el gusanillo explorador que llevas dentro.

 

1. CONOCER LA REALIDAD DEL CONFLICTO  

Fue uno de los motivos principales por los que decidí que mi viaje a Israel no sería completo sin una visita a palestina. Conocer las dos realidades del conflicto es algo necesario si queremos entenderlo y tratar de aportar alguna solución 

Al final de este post te contaré cómo fue mi experiencia durmiendo en la calle con palestinos. 

Recuerda que como viajero eres la voz de todas aquellas personas que no pueden ser escuchadas. 

 

2. LA HOSPITALIDAD DE SU GENTE 

Sé que la imagen que puedes tener sobre los palestinos es la de personas radicales que viven en una revuelta continua. Pero nada más lejos de la realidad. Si decides viajar a palestina lo que te vas a encontrar es uno de los pueblos más hospitalarios de Oriente Medio.  

A pesar de lo que pueden sufrir en su día a día. Esta es la imagen con la que te cruzarás. Gente amable, culta y siempre dispuesta a compartir un té contigo. 

 

 

3. LA SEGURIDAD 

¿Es seguro viajar a Palestina?  

Para muchos es sinónimo de inestabilidad e inseguridad. Pero a pesar de que la tensión se siente en el ambiente, puedo asegurar que no me he sentido en peligro en ningún momento dentro del Territorio Palestino.  

No puedo decir lo mismo de Israel. Pero esta historia ya os la cuento en otro post. 

Como todo es muy subjetivo. Las vivencias que podemos tener cada uno pueden ser completamente opuestas dentro de un mismo país. 

Lógicamente no incluyo la franja de Gaza. En esta zona tienes prohibido el paso a no ser que seas periodista de guerra.

 

4. EL TAMAÑO DEL TERRITORIO

Aunque esto se aplica a toda la zona de Israel y Cisjordania. La extensión de terreno es tan pequeña que no necesitarás muchos días para visitarla. Lógicamente cualquier país se merece que estemos al menos un mes para conocerlo en profundidad. Pero si no dispones de muchos días que sepas que puedes recorrer la zona perfectamente en 1 o 2 semanas. Y más aún si decides recorrerlo en coche de alquiler. Más abajo veremos cuales son las mejores opciones para el transporte. 

 

5. PURA HISTORIA

Tanto si eres religioso como si no. Lo que es indudable es que Tierra Santa no deja indiferente a nadie. Se trata de uno de los destinos más potentes que existen. En el que se puede respirar historia en cada esquina.  

Piensa que es una de las zonas habitadas más antiguas del planeta. Y por ella han pasado y se la han disputado durante siglos los pueblos más importantes tanto de Oriente como de Occidente.  

Pero si hay algo que la caracteriza es el hecho de ser el lugar más sagrado de la Tierra para las tres religiones monoteístas. Y sí. El punto clave más importante en este sentido se encuentra en Palestina. Sigue leyendo para descubrir de cual se trata 😉 

 

 

6. PRECIOS ASEQUIBLES

No tanto por los gastos del día a día pues los precios del alojamiento se pueden equiparar a los de muchos países europeos. Pero sí por el precio del vuelo 

Si andas avispado/a puedes llegar a encontrar vuelos de ida y vuelta por poco más de 100 euros. 

 

7. NO TENDRÁS QUE PAGAR POR EL VISADO

Esto es así si eres ciudadano de la Unión Europea, EEUU o de algunos países latinoamericanos. Para entrar en Palestina no se requiere visado. Pero como la única manera de llegar es a través de Israel, para el cual sí que se requiere, según tu nacionalidad este será gratis o tendrás que pagar una tasa.  

 

8. CLIMA ESPECTACULAR Y PAISAJES ÚNICOS

Esto es aplicable al conjunto de Israel y Palestina. Incluso en invierno te encontrarás un clima agradable en gran parte de la zona. Tanto es así que en pleno noviembre puedes disfrutar de un bañito en el famoso Mar Muerto 

Además encontrarás paisajes únicos en el mundo. Como los Makhtesh en el desierto del Negev. 

Muy pronto escribiré una guía que te ayudará a recorrer esta zona del Mar Muerto por libre. 

 

 

9. LA COMIDA

Si eres amante del hummus vas a encontrar tu paraíso. Hummus para desayunar, para comer y para cenar.  Unido a uno de los mejores aceites de oliva del mundo.  

Pero no es la única comida que vas a encontrar por aquí. 

Shawarma, falafel, Kabab o Maqluba. Elijas lo que elijas estoy segura de que te encantará. 

 

10. POCO TURÍSTICO

Otro de los puntos fuertes de la región. En un mundo globalizado en el que apenas quedan regiones que escapen del turismo masificado, siempre es agradable encontrar zonas en las que la mayoría de las personas con las que te vas a cruzar es gente local. 

Hay algunas ciudades de Palestina en las que sí que encontrarás bastante turismo. Como puede ser Belen. 

Pero en esta guía encontrarás experiencias únicas que harán que tu visita a Palestina sea inolvidable. 


 

CONSEJOS PARA VIAJAR A PALESTINA 

 

A continuación te dejo una lista de consejos que creo que pueden ser de utilidad antes de tu visita a Palestina o durante el viaje.

 

1. ¿CÓMO LLEGAR?

La única manera para llegar a Palestina es llegando primero a Israel. Aunque vengas de otros países como por ejemplo Jordania tienes que pasar sí o sí por carreteras israelís. Esto es así porque la extensión de Cisjordania no es exactamente como aparece en internet o en algunas guías de viaje.  

La forma en la que está dividido el terreno no atiende a ninguna lógica. Podríamos decir que Palestina es como un conjunto de islas dentro de territorio israelí.  

¿Cómo sabremos si estamos en zona palestina o israelí? Resulta más fácil hablar de áreas que de si estamos en uno o en otro país. De este modo encontramos: 

Área A: aquella en la que la Autoridad Palestina tiene el control total y en la que los israelíes tienen prohibida (en teoría) la entrada. 

Área B: Palestinos e Israelís comparten el control militar, pero la autoridad civil pertenece a Palestina. 

Área C: aquella en la que Israel tiene el control total. Dentro de la cual se encuentran la mayoría de las carreteras. Y en la que viven los beduínos sobre los que te hablaré al final de este post. 

 

2. SUPERAR LOS CONTROLES

los famosos y a la vez temidos controles israelís. Si vuelas con la compañía aérea El Al lo más seguro es que seas sometido a un interrogatorio en el aeropuerto antes incluso de despegar. Pero esto no es así con el resto de compañías. 

Lo que sí que encontrarás son un montón de puestos de control en algunas ciudades como Hebrón y en las carreteras. 

Ante estas situaciones lo mejor es sacar a la luz tu lado más guiri e inocente y lo más seguro es que ni siquiera te pidan el pasaporte. Salvo en el aeropuerto claro está. 

 

3. TRANSPORTE

En mi caso empecé usando transporte público para después pasar al coche de alquiler. 

Sí que es verdad que los seguros del coche no cubren la entrada en Palestina. Pero ya has visto el jaleo que hay con la división del territorio. Lo más cómodo al final es que alquiles un coche para que puedas moverte libremente entre las diferentes áreas y para que te ahorres unos cuantos rodeos.  

Y comparado con el precio de los taxis comunitarios típicos de la zona sale bastante bien de precio. 

Esta vez no probé el autostop. Pero conozco casos como Jordi de Where You Know Jordi que sí que se movieron de esta forma y aseguran que fue una experiencia increíble. 

 

4. CUANDO IR

Quitando el verano cualquier época es buena para conocer la zona.  

Yo fui en Noviembre y la temperatura era cálida durante el día y algo fresca durante la noche en alguna zona.  

Pero si hay una época en la que este viaje puede ser realmente mágico esa es la Navidad. Y al ser una zona no excesivamente turística no verás los precios disparados que pueden encontrar en otros lugares del mundo. 

 

5. MONEDA

Hace unos años Palestina tenía su propia moneda. Pero recientemente ha sido retirada y sólo se usa el shekeel israelí. 

Mi consejo es que vayas con suficiente dinero en efectivo antes de visitar Palestina. Aunque en Israel sacar dinero del cajero no supone ningún problema, esto no es así en territorio palestino. 

Y para que puedas hacer un cálculo rápido a la hora de cambiar multiplica por cuatro la cantidad en euros para convertirlos en shekeels. 

 

6. LENGUA

Aunque el idioma oficial es el árabe no te preocupes. La mayoría de los palestinos hablan un inglés mejor que el tuyo y que el mío juntos. Así que la comunicación no va a suponer ningún problema. 

 

7. VESTIMENTA

La religión principal es el islam por lo que en ciertas zonas deberás vestir de forma modesta.  

De todas formas los palestinos son muy respetuosos con otras religiones. De hecho existe una gran población cristiana en la zona. En ningún momento deberás llevar cubierta la cabeza si eres mujer. Salvo cuando entres en alguna mezquita. 

Como siempre actuando con respeto no tendrás ningún problema. 

 

 

8. ALOJAMIENTO

Al ir sin una ruta marcada e ir improvisando día a día no fue posible encontrar alojamiento en couchsurfing. Pero si lo planificas con tiempo encontrarás bastantes opciones en esta plataforma. 

Los hostels tienen un precio asequible pero no son para nada baratos. Entre 15 y 20 euros por persona y noche en habitación compartida. 

De hoteles ya no hablo porque se escapa de mi presupuesto mochilero 😛 así que no puedo aconsejarte en este sentido. 

Existe una última opción 100% recomendable y es la de alojarte al menos una noche con palestinos beduinos. No es para nada como lo imaginas. Pero prefiero hablarte sobre ello de forma más extensa al final de este artículo. 

 

9. FOTOGRAFÍA

Al tratarse de una región que vive una situación de conflicto debes de tener cuidado a la hora de sacar fotografías.  

Sobre todo cuando estés cerca de algún punto fronterizo o en zona de prácticas militares.  

Se ha dado algún caso en el que se ha llegado a registrar la cámara de fotos en alguno de los controles. 

Recuerda: trata siempre de establecer una relación previa con todo aquel al que fotografíes en distancias cortas.

La imagen transmitirá mucho más y estarás actuando de forma responsable. 

Si te interesa la fotografía de viajes puedes descargar mi guía gratuita con 21 consejos prácticos haciendo click en este enlace

 

 

10. INTERNET

Encontrarás un wifi maravilloso en la mayoría de los hostales. Por lo que en mi opinión comprar una tarjeta SIM no merece la pena. 

Más aún cuando en la mayoría de las ocasiones se trata de un viaje que va a durar pocos días. 

 


 

ITINERARIO

 

Este es el itinerario del viaje que hice durante 10 días por Israel y Palestina. Os dejo todo el recorrido para que podáis organizar vuestro viaje en el futuro.  

Pero en este artículo sólo me centraré en las zonas del Territorio Palestino propiamente dicho. Jerusalén y la zona del Mar Muerto bien se merecen cada uno un post aparte 😉 

 

  • DÍA 1, 2 Y 3: JERUSALÉN
  • DÍA 4: BELÉN
  • DÍA 5: JERICHO
  • DÍA 6: MAR MUERTO
  • DÍA 7: MASADA Y EIN GEDI
  • DÍA 8: DESIERTO DEL NEGEV
  • DÍA 9: HEBRÓN
  • DÍA 10: TEL AVIV

 

BELÉN / BETHLEHEM 

 

Por ser la cuna del cristianismo o porque desde pequeños esta ciudad ha estado siempre muy presente en nuestras vidas. Un viaje a Palestina no se concibe sin una visita a Belén. 

 

 

A. ¿Qué ver en Belén?

 

. La Iglesia de la Natividad:

Dentro de la misma se encuentra el supuesto pesebre y lugar de nacimiento de Jesús. Tendrás que hacer frente a una larga cola para llegar a él. A no ser que consigas simpatizar con el guardián de los santos lugares 😉 

 

. El muro:

La triste historia del muro que separa Israel de Palestina se ha visto rodeada de pintadas protesta que atraen a multitud de turistas. 

Merece la pena pararse a leer los testimonios que han ido dejando los palestinos en su pared. 

Pero si hay algo que debes es hacer es fijar tu atención en el simpático vendedor de zumos. La historia de Ali es un claro ejemplo de la triste realidad a la que se enfrenta el pueblo palestino.  

Con su campaña “Make juice no walls” trata de dar un poco de color a un pasado teñido de negro. 

 

“Ellos mataron a mi padre delante de mí. Entonces yo les ataqué y por ello fui condenado a 6 años de cárcel. Ahora acabo de salir y quiero sacar adelante mi proyecto. Yo amo a toda la gente. Judíos, cristianos o musulmanes. Incluso tengo amigos israelís. Yo no tengo el problema. Ellos lo tienen. Ellos mataron a mi padre. ¿Qué debía hacer quedarme de brazos cruzados? Cualquiera en mi lugar habría hecho lo mismo.” 

 

Para conocer más sobre la historia del conflicto es más que recomendable la visita al museo que se encuentra en el Walled Off Hotel frente al muro. 

 

. Campos de refugiados:

También puedes visitar uno de los campos de refugiados palestinos de la zona. Yo no tuve ocasión de hacerlo pero me hubiera gustado conocerlos. Ya me contarás la experiencia si al final decides ir. 

 

B. ¿Dónde dormir en Belén?

Hostel Habibi: relación calidad precio excelente. Incluye un buenísimo desayuno. Pero lo mejor sin duda es el personal.  

 

C. ¿Dónde comer en Belén?

Dicen que los mejores falafels de todo Belén los venden en el restaurante Dawud en la plaza de la Natividad. No sé si serán los mejores pero todo lo que probé estaba buenísimo. 

 

JERICHO

 

La ciudad habitada más antigua del mundo. Desde hace 10000 años ac. ¿Increíble verdad? 

Aunque aparte de este hecho histórico la ciudad en sí no tiene gran cosa que ofrecer. Pero en sus alrededores encontraremos un par de monasterios cuya visita es imprescindible en un viaje a Palestina. 

 

A. ¿Qué ver en Jericho?

 

. Monasterio de St. George Koziba:

Situado en un enclave espectacular. La imagen habla por sí sola. 

 

 

. Monasterio de la tentación:

Más cerca de la ciudad. Desde él puedes disfrutar de las vistas de toda la ciudad con el Mar Muerto y las montañas de Jordania al fondo. 

 

B. ¿Dónde dormir en Jericho?

Hostel AubergInn: de nuevo lo mejor el personal (y el desayuno). El punto fuerte del hostal también es que puedes llegar andando fácilmente desde él hasta el Monasterio de la Tentación. 

 

C. ¿Dónde comer en Jericho?

En cualquiera de los bares del centro encontrarás deliciosos y baratos shawarmas. 

 

HEBRÓN

 

La más conflictiva y por tanto la menos turística. Hebrón es una cárcel en sí misma. Un reflejo de la dura realidad a la que se enfrenta día tras día el pueblo palestino. La única ciudad de Cisjordania con asentamientos israelís en el propio centro de la ciudad. 

Y por ello resulta indispensable conocerla. Ver la distopía de primera mano. No debes tener miedo. Simplemente tener ciertas precauciones y no meterte en algunas zonas. 

La ciudad se encuentra dividida en dos. El lado palestino y el lado israelí. Merece la pena conocer ambas partes.  

 

 

La dura realidad de Hebrón

 

La tumba de Abraham. El lugar más sagrado del mundo para las tres religiones monoteístas. Aunque mucha gente cree que es el monte en el que se encuentra situada la plaza de las mezquitas en Jerusalén en realidad no es así.  

Abraham es el padre del judaísmo, del cristianismo y del islam. Todas lo veneran. Y es por eso que la tumba se encuentra entre la Mezquita y la Sinagoga. A las cuales las separa únicamente una pared. 

Las medidas de seguridad de la zona aumentaron tras el atentado de 1994 en el que un judío americano asesinó a 24 palestinos en este lugar durante el Ramadán. Un hecho que ayuda aún más a la división entre los dos pueblos. 

A pesar de todo en la zona palestina aún verás algo de movimiento. En ella me sentí realmente tranquila. Aunque dolida. Todo está rodeado por verjas de metal. Incluso las ventanas. Para proteger a la población árabe de ataques por parte de los colonos judíos. 

Cruzando uno de los múltiples puntos de control accederás a la zona israelí 

 

 

Nada. De repente es una ciudad fantasma. En la que ya no me sentí tan segura y en la que viví uno de los momentos más tensos de mi vida. 

En Hebrón se encuentran los colonos más radicales de la zona. Y pude comprobarlo por mí misma. 

Cuando mis amigos y yo estábamos leyendo un cartel protesta un grupo de ellos se acercó hacia nosotros. Con un rifle en la mano. Cuando se dieron cuenta de lo que hacíamos frenaron. Y durante unos instantes mantuvieron ese rifle en alto. Mirando hacia nosotros. 

La sensación de que tu vida dependa completamente de un loco es algo que espero no volver a experimentar nunca. 

Por suerte sólo se trataba de un aviso. 

 

Esa noche no dormimos en la ciudad. Decidimos seguir conociendo aún más de cerca la realidad del conflicto. 

Y es por eso que la última noche la pasamos durmiendo con ellos y como ellos. 

 


TURISMO RESPONSABLE EN PALESTINA 

 

Como te he dicho antes somos la voz de todos aquellos que no pueden ser escuchados.  

Durante mi estancia en la zona del Mar Muerto (sobre la que te hablaré en otro post) tuve la suerte de conocer a Gilad. 

Gilad es un chico israelí que al haber vivido de cerca la tensión de la zona decidió montar una empresa de viajes y actividades en zonas de conflicto llamada Wild Trails. No sólo en Israel y Palestina. Sino también en otras regiones del mundo.  

Y fue él el que nos puso en contacto con Awdah y su familia.  

 

 

MI EXPERIENCIA DURMIENDO CON BEDUINOS 

 

Seguramente estés pensando en la imagen típica de los beduinos viviendo en decoradas Jaimas en mitad del desierto. Y así vivían antaño. Pero la realidad ahora es muy diferente. 

En los alrededores de Hebrón vive una gran población de beduinos. Concretamente en la llamada Zona C. 

Lo que ví y viví allí no puedo contarlo por escrito 

Dale al play si quieres conocer su historia. Que ahora también es mi historia. 



CONCLUSIÓN FINAL  

 

Viajar favorece el intercambio cultural. Y es este intercambio el único capaz de eliminar las fronteras y de crear los puentes que terminarán con los conflictos. 

Espero que esta guía haya abierto tu apetito viajero y que si estabas planeando un viaje a Israel decidas incluir Palestina en tu itinerario. 

Puede que en un futuro regrese a la zona para seguir conociéndola pues aún tengo mucho que explorar. 

¿Te vienes conmigo? 

isologo transparente 512

SI TE INTERESA LA FOTOGRAFÍA DE VIAJES PUEDES DESCARGAR DE FORMA GRATUITA MI GUÍA CON 21 CONSEJOS PRÁCTICOS HACIENDO CLICK AQUÍ ABAJO

Posted in

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *